domingo, 29 de septiembre de 2019

GUARDA BLOQUES




Cuando nos trasladamos de un sitio a otro para coser, que bien viene tener un guarda bloques. Así no se arrugan nuestros trabajos que con tanto cuidado vamos incluyendo piezas, hasta terminarlos.
                                                                             
Se hace un patrón, la medida va a gusto, yo lo he realizado de 38 por 38.



Preparando la aplicación.







Bordé la aplicación, acolche todo y le puse un bies.




Para forrar el tubo de cartón, al ancho le añadí 12 cm.












Para ocultar el tubo, se hacen dos yo-yos.

He puesto dos carretes con cinta por cierre.






Las telas las compré hace mucho, y entre trabajo y trabajo he ido completando mi juego de costura.
Muchos besos por asomarte a ésta ventana.



GUARDA AGUJAS



¿Tienes una tarde libre? Pues coge dos telas iguales o distintas, a gusto.
Haces una circunferencia de dieciocho centímetros, se dobla en ocho partes y se corta los extremos circularmente, para que se transforme en una flor.Se coserá las dos telas derecho con derecho, teniendo en cuenta de poner dos cintitas en el derecho ( en el punto y en el cuarto, como si fuese un reloj, ja, ja)  en una tela se pegará una guata fina. Se coserá todo, sin dejar trozo para dar la vuelta. Se corta la tela dejando un cuarto de pulgada de costura, pero la guata lo más cortito que puedas. En el centro de la pieza se dará un cortecito a la tela, para darle la vuelta y así los cantos quedan más iguales. Hemos dado la vuelta cosida la abierta que hemos hecho y planchada. Se hace otra circunferencia en fieltro, de un color que contraste, de catorce centímetros y se convertirá en flor de la misma manera. Se ajusta una flor a otra y pasaremos cuatro pespuntes ,y así haremos los pétalos o compartimentos de agujas.









Se dobla y se hace un lacito.
¿Quien no estrena un guarda agujas esta temporada...?




sábado, 21 de septiembre de 2019

DEAR JANE, fila "M"








Septiembre me encanta, aunque haya empezado tan furioso por Alicante, pues han habido muchas inundaciones. Eso tiene la naturaleza, nos da señales de lo que estamos haciendo con ella, no es correcto y  pide a gritos que rectifiquemos.
Septiembre siempre viene a anunciarnos el final de lo excesivo . Los largos días con sus temperaturas elevadas los dejamos atrás, se suavizan y empezamos a dormir con un quilt entre las piernas. Como el comienzo del curso pronto comenzará, ordenamos nuestra mesa, y nos pone coloradas al fijarnos en tantos trabajos aparcados por esas tardes de playa.





Al ver esa mesa, me exigí que mínimo terminar la letra "M" de mi querida Jane....y me puse manos a la obra....







¡¡ Que super contenta estoy!! con estos bloques termino todo el cuadrante del quilt, ahora a por los triángulos de alrededor.



jueves, 15 de agosto de 2019

COJÍN PARA INÉS




Pues sí, mi decisión para el regalo de cumpleaños de mi hija Inés, sería un juego de cojines.
El segundo cojín es la estrella solitaria que tanto le gustó, cuando se la regalé a su hermana Sara, por su cumpleaños. No, no es que ya no tenga ideas originales, es que le gustó muchísimo.




Mirar las explicaciones de cuando lo realicé la otra vez, sumadas a estas fotos , igual perdéis el miedo a realizar esta bonita estrella.





Para unir las piezas, fijarse en ese cachito que asoma en un extremo, con muchos alfileres, lograremos que coincidan las costuras.






Acolchados y con el bies colocado.








Espero que no os haya quedado muchas dudas, y cuando empecéis a plantearse proyectos.... ¿quien sabe ?....



COJÍN VIDRIERA PARA INÉS



El catorce de agosto es el cumpleaños de mi hija Inés. Y este año son treinta los que ha cumplido. Antes de que me enredase en los pensamientos de tener una hija con esa edad, ella de treinta, yo de huffff.....Me puse a lo importante.
¿ Que le haría ilusión ?....cuando le regalé los cojines a su hermana, le encantaron y dijo que quería unos iguales , hasta con la misma tela.....



En una revista que me dejó Lisbet estaba esta preciosa estrella y pensé, futuro proyecto.


Una tarde de jueves intercambiando ideas y curiosidades con Julia, le pregunté si sabía transformar bloques clásicos en vidriera. Yo tenía curiosidad, pues a mi hija uno de los trabajos que  más le gusta de los que he hecho, es el biombo , y tenía esa curiosidad. Fue de esas tardes que sales de la asociación con la cara colorada de emoción al darte cuenta que estás rodeada de personas interesantes y generosas.
Con el patrón de la estrella tan bonita de la revista de Lisbet y las explicaciones de Julia, empecé un nuevo reto.



Dibujamos la estrella, y en todas las piezas tienes que dibujarle un cuarto de pulgada por alrededor.


Con la precaución de que en la parte que tengamos que coser a otra, no se pondrá pieza negra, pues no pueden coincidir trozos de tela negra con el negro de otra pieza, si no quedaría más grueso.






Esta estrella se empieza a coser al revés de las agujas del reloj, y la primera pieza se cose desde la mitad , el principio no.


Y por último, se termina de coser la primera pieza, que se dejó a mediante.



Cómo será un cojín....






Con prensatelas libre, lo he acolchado a máquina.




Continuará.....